Imagen de cargando

Base de datos

El uro sus antepasados y la comercialización del toro

 

Muchos e intersesantes han sido los estudios llevados acabo para terninar el origen filogénico del toro bravo y las variaciones sufridas desde su origen hasta nuestros dias y prácticamente todos coinciden en que el uro primitivo si bien existen diversas teorias que vamos a tratrar de analizar.

A su llegada a Europa, los celtas encontraron grandes manadas de toros salvajes, a los que denominaron auroch: aur, que significa salvaje y orch, toro; estableciendo así la primera diferencia con el bisonte, con la que coinciden todos los naturalistas, quienes efectivamente. han encontrado estas claras difencias en las pinturas rupestres que hoy conocemos.

Se tiene la plena seguridad de que el toro de lidia así como todas las razas de bóvidos que conocemos proceden del uro primitivo , aunque continúan vigentes las discrepancias sobre si únicamente existió uno o varios tipos de uros.

Los monofiletícos, aseguran que sólo existio un tipo de uro, y que este es el origen de todas las razas de vacuno sin excepción.

Los polifiléticos, por el contrario aseguran (y esta es la tería más verosímil), que fueron varios, pero tampoco se ponen de acuredo a la hora de determinar cuántos. Unos afirman que existieron dos tipos; uno perteneciente al período aluvial. al que denominan Bos taurus primigenius, y otro correspondiente al período diluvial, identificado como Bos taurus brachyceros. mientras que Malsburg y sus seguidores consideran que el correspondiente al período diluvial, conocido como Bos minutos, como consecuencia de las adversas condiciones climatológicas de periodo glacial sufrió una degeneración que dió lugar a tres tipos: el Bos primigenius, el Bos brachyceros y el Bos akeratos.

Tampoco hay unanimidad a la hora de determinar el origen del uro del que derivan las actuales razas bovinas, dado que entanto unos, los monofiléticos, le sitúan en Europa, los poliféticos aseguran que su origen fue Asia.

Un grupo de investigadores niega las teorías anteriores, y estimam que el origen de las diferentes ramas del vacuno proceden de un toro prehistórico existente en la Edad de la Turba, teoría poco fiable que niega rotundamente Heilzheiner basandose en que en este caso no está demostrada su existencia, que por otra parte debería haber sido muy numerosa en los períodos diluvial y postdiluvial, sin que existan indicios de ello en ninguna de las muchas investigaciones llevadas a cabo.

La tesis del toro prehistórico la defiende August, quien afirma que el uro no pudo existir en la época glacial europea, puesto que derivaba de Asia y no aparece en ninguna de las pinturas rupesteres conocidas, sin duda confundiendo el uro con otro tipo de toro de astas largas, y añade que este convivió con el hombre de Cromagnón en el período glacial.

Antecedentes: más de 3.000 años.
Por los codigos asirios sabemos que el uro existió 1.400 ande de J. C., ya que en estos se naran las careciass del mismo, así como por las pinturas en que aparece localizadas en gran parte de Europa, y de manera especial en España, Italia y Suiza.

Está comprobado, por otra parte, que la última hembra de uro murió en el año 1627, en los bosques de Jakkotorow de polonia, confirmandose la esxistencia de un rebaño en los referidos bosques en el siglo XVII.

Hay pruebas que evidencian que el uro no sólo vivió en Europa, sino que se extendió hasta China y que en Asia fue domesticado, y que el mismo de período neolítico fue el origen de otras razas como la suiza de Hereus, que se utilizaba para las peleas y que procedía de Egipto, donde se criaba en la época de los faraones. Precisamente de una pelea entre el aurochs y los leones hay una pintua en el museo de Amberes.

Otras pruebas de la existencia del uro se encuentra en el museo de Kesingtón, consistente en una cabeza y sus astas del Bos primegenius, y en la Cueva del Venado de Alpera, donde aparecen dibujos correspondiendtes a la forma más antigua de uros de cuernos verticales, de posterior aparición y procedentes de Asia, que demuestra la infuencia de de la ganadería cántabra sobre la existente en la región levantina.

Una prueba más, son los fósiles de uro, de la época cuaternaria, descubiertos con motivo de diferentes estudios paleontológicos.

Así era un uro.
Está claro que el toro de lidia actual procede del uro y que en definitiva se trara de un uro degenerado, consecuencia de sucesivas transformaciones, dado que el uro primitivo era tan grande como el bisonte, con el que se le confundió hasta la llegda de los celtas a Euripa, estimandose que la alzada a la cruz era de 1,85 metros, con pelo menos abundante en el cuerpo que el bisonte, y a su vez más liso; en cambio, la cola era mas larga y más poblada de pelo, y los cuernos del uro más largos y menos arqueados que los del bisonte.

El Bos primigenius.
El Bos primigenius, tipo de uro origen del toro de lidia, segun algunos investigadores, está presente en las pinturas rupestres de Altamira, en Santander. la Cueva de Prado Navazo e la sierra de Albarracin, y de Cogul, en la provincia de Lérida.

Altamente interesante es, por otra parte el laborioso estudio realizado por el profesor Luck Heck, quien para demostrar el origen del toro de lidia, y tomando como base éste, el toro francés de la región de la Camarga y el toro corso, dada la similitud de sus esqueletos, la semejanza de las capas, la agresividad y la forma y el tamaño de las astas, logró reconstruir el uro y ratificar las teorias qeu antes hemos expuesto.

Este estudio y otros similares, permiten asegurar que fue el tipo de uro, Bos taurus primegenius, el auténticco origen de nuestro de lidia, y cuyas características esenciales eran las siguientes:

Cráneo largo y estrecho, frente plana, con línea intercornela ligeramente convexa, los cuernos proyectados en dirección normal eran fuertes, las fosas parietales profundas y delgadas, la capa de pelo era negra y rojiza y a lo largo del espinazo discurria un liston blanquezino; muy veloz, fiero e irascible, característcas que igualmente se observan en parte en el toro salvaje de Escocia.

 Introducción en España.
El Bos primigenius parece que llegó a España procedente de Europa y Africa originando las diversas razas actuales, algunas de ellas incluso desaparecidas en estos últimos años.

Por otra parte, el Bos brachyceros europeo se ubica en el período glacial en los Alpes, desde donde atravasendo Francia llega hasta España, ubicandose preferentemente en el sistema pirenaico y en las cimas de los sistemas Penibético y Central, concentrandose en la cornisa cantábrica, donde supervivie en la últimas estapas del terciario y primemeras del cuaternario, dando lugar a las razas del Pirineo, Asturias, Santander, León y Castilla la Vieja.

El Bos brachyceros africano nos llega dede aquel continente y se establece en los sistemas Bético y Penibético, y su capa rojiza en principio, degenera para dar otra castaña, y origina las razas de las campiñas andaluzas y la de lidia.

 El tronco Ibérico.
No podemos de dejar de citar, por considerarla sumamente interesante y exhaustiva, la teroría de nuestreo contemporáneo, Antonio Sanchez Belda, auténtica autoridad en la materia, que ha realizado profundos estudios de la máxima fiabilidad, y que admite y comparte la teoría de una forma ancestral única de lso bovinos domésticos en el Bos primigenius, y menos la del brachyceros también denomiando Bos longifrons, y establece una meticulosa clasificación de las variantes producidas, a nuestro juicio la más completa de las conocidas.

Sanchez Belda se inclina por la solución filogénica a través de los troncos étnicos autóctonos demostrando que el Tronco Ibérico (vacuno de color negro de tipo ortoide) forma un nuevo genogrupo funcional o subespecie, plenamente autónomica e independiente, y que de este Tronco Ibérico derivaría la raza de lidia, que es la más fiel al formato de uro, o la forma salvaje aborigen de los bovinos domésticos.

Finalmente hemos de advertir que todo cuano hemos leído en este sentido, teniendo en cuenta la enorme área de dispersión del auroch, este nombre no puede responder a una especie de gran iniformidad, como está demostradp por Ph. Thomás, que descubrió la existencia de un auroch de menor tamaño en el norte de Africa al que denominó Bos taurus mauritanius, del que parece dependen algunas razas peninsulares.

 Comercializacíon del toro.

El toro de lida no empieza a seleccionarse como raza específica para la produccion de animle destinados a los festejos taurinos hasta las postrimerias del siglo XVII, ni se entiende formalmente constituido hasta mediados de la siguiente centuria. En esa época es cuando surgen una serie de ganaderías principales, de las cuales, con el recorrer de los tiempos van a derivar en los actuales vacunos bravos, en mayor o menor medida.

Estas ganaderías por su relevante importancia han sido consideradas como castas fundacionales y matriz de la cabaña brava existente en nuestros tiempos, aunque algunas de ellas apenas queden pequeños vestigios, mientras otras han logrado imponer su presencia y son absolutamente mayoritarias.

Las principales castas fundacionales son las siguientes:

1- Casta Navarra

2- Casta de Cabrera

3- Casta de Gallardo

4- Casta Vazqueña

5- Casta Jijona

6- Casta Vistahermosa

 


<< Atrás

Categorías relacionadas:

Visita n:
116483